Publicado Diciembre 08, 2021

Bloqueadores y bronceadores, ¿afectan el agua de la piscina?

Bloqueadores y bronceadores, ¿afectan el agua de la piscina?

Durante la primavera y el verano es normal que la piscina se utilice con más frecuencia, pero en estas épocas también aumenta el uso de protector solar, bronceadores y cremas, lo que perjudica la calidad del agua generando capas de oleosidad en nuestra piscina.

Esto se debe principalmente a los ingredientes contenidos en los productos. El problema, por lo demás, suele ser notado en la superficie del agua, así como también en los bordes, donde suele concentrarse.

¿Cómo eliminar la oleosidad en la piscina?

A pesar de ser un problema que al principio parece complicado, la oleosidad en la piscina es relativamente fácil de ser eliminada. Cuando la grasa no es excesiva, la propia cloración rutinaria del agua suele resolver la cuestión.

Sin embargo, si la oleosidad en la piscina es de gran cantidad, hay que seguir algunos pasos recomendados por profesionales del sector:

Skimmer abierto: Una de las maneras de resolver el problema es realizar la filtración con el skimmer abierto, lo que ayuda a eliminar la oleosidad.
Tratamiento de choque: también conocido como supercloración, el tratamiento resuelve prácticamente el 100% de los casos. Lo ideal es que el nivel de cloro llegue a las 5 ppm, y la filtración también sea realizada con el skimmer abierto.
Productos específicos: La remoción de la grasa de la piscina también se puede hacer con la aplicación de productos específicos disponibles en el mercado. Es importante estar atando a la etiqueta, ya que el uso puede variar de marca a marca.
Recuerde verificar la calidad del agua

Después de aplicar alguna de las técnicas para la eliminación de la grasa de la piscina, es fundamental comprobar la calidad del agua, principalmente cuando se hace la supercloración, ya que el exceso de cloro puede causar daños a la salud.

Para que la piscina pueda usarse normalmente, es necesario que el agua esté dentro de los siguientes parámetros:

Nivel de cloro: entre 1 y 3 ppm
PH: entre 7,2 y 7,6
Alcalinidad: entre 80 y 120 ppm
Consejos para evitar la oleosidad

La protección de la piel es esencial y no se puede dejar de lado. Sin embargo, algunos hábitos pueden contribuir a evitar la oleosidad en la piscina, como:

Utilizar protectores resistentes al agua.
Esperar unos 30 minutos para entrar en la piscina después de aplicar el protector o bronceador.
Utilizar la ducha para retirar el exceso de protección antes de bucear.